News

Grupo Parlamentar internacional trabalha para evitar legalização do aborto na Argentina

Liderados pelo Deputado Federal Roberto de Lucena e Senador Eduardo Girão, parlamentares brasileiros buscam sensibilizar senadores argentinos a evitarem a aprovação de projeto d elei que pretende legalizar o aborto até a 14ª semana.

O Grupo de parlamentares brasileiros (deputados federais e senadores) mobilizam suas equipes, lideranças da sociedade civil, religiosos e comunicadores, para sensibilizarem senadoras e senadores argentinos a não aprovarem o projeto de lei que quer legalizar o aborto na Argentina, considerado o pior até hoje apresentado ao Congresso Nacional argentino. Há uma semana contatos tem sido feitos com os gabinetes, assessores e até mesmo senadores, levando mensagens de cidadãos, pessoas das mais diversas partes do Brasil, buscando subsidiar os senadores de informações que os façam tomar consciência do valor da vida humana que precisa ser defendido e protegido, desde a concepção. Espera-se que, com a forte mobilização, junto com grupos pró-vida do mundo todo, o senado argentino, a exemplo do que havia feito em 2018, rechace mais uma vez o aborto naquele País.

Segue a íntegra do ofício encabeçado pelo Deputado Dederal Roberto de Lucena (presidente do GP-ONU) e do Senador Eduardo Girão:

Brasilia, 29 de diciembre de 2020

Asunto: Proyecto de Ley Número INLEG-2020-79395494-APN-PTE – Referencia: Reglamento de Acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a postaborto

Estimados Senadores Argentinos y Estimados Senadores Argentinos:

Hemos visto respetuosamente, ante Vuestras Excelencias, nuestro aprecio y reconocimiento a quienes se han posicionado como verdaderos guardianes de la vida, en la apreciación del proyecto de ley que pretende legalizar el aborto hasta la semana 14 de embarazo. A partir de hoy 29 de diciembre de 2020, cuando está previsto iniciar la votación de esta propuesta, el Senado argentino tiene la oportunidad histórica de mantener la brillante posición adoptada en 2018, cuando, en una situación similar, rechazó un proyecto de ley también aprobado en la Cámara.

Creemos, como tú, que la legislación debe promover la vida, salvaguardando tanto la vida durante la fase de gestación (la del feto como la de la mujer), ya que el derecho a la vida es el primero y más importante de todos. derechos humanos. Es el derecho natural por excelencia, ya que todos y cada uno de los seres humanos tienen el inviolable e indiscutible derecho a vivir.

Hablamos del derecho humano fundamental del ser humano, diferente de su madre, que tiene su propia identidad, su propio código genético, y no puede ser tratado como una extensión del cuerpo de la mujer.

Nos unimos a quienes entienden que el Estado debe brindar condiciones médicas para que esta mujer continúe con el embarazo hasta el momento del parto para que este bebé sobreviva con dignidad y la mujer tenga derecho a elegir entre quedarse con el bebé o no. y, si opta por no quedarse con el niño, debe haber asociaciones con instituciones para la recepción y entrega en adopción.

Expertos de diferentes países y áreas científicas destacan las consecuencias del aborto inducido. Actualmente, el síndrome postaborto, considerado un tipo de trastorno de estrés postraumático, es reconocido internacionalmente. Estudios del British Journal Psychotry (2011), señalan que una mujer que tiene un aborto, en comparación con una mujer que no tiene un aborto, tiene un 34% de posibilidades de tener ansiedad, depresión y el riesgo de alcoholismo aumenta en un 110%, y el de suicidio 155%. Según la Dra. Margarida Castel-Branco, especialista en Farmacología de la Universidad de Coimbra, se sabe que el aborto inducido aumenta en un 30 por ciento el riesgo de cáncer de mama, al comparar mujeres que tuvieron un aborto con mujeres que nunca lo tuvieron o que sufrió un aborto espontáneo.

La legalización del aborto ha servido a los intereses económicos mundiales de grandes fundaciones internacionales que se benefician inmoralmente de esta cultura de la muerte, promoviendo la matanza, el genocidio, de bebés indefensos en el vientre de sus madres. Lo cierto es que no hay una preocupación personal por esta mujer que se encuentra en una situación de vulnerabilidad cuando decide abortar.

Nosotros, parlamentarios brasileños, miembros de la GPONU, el Congreso Nacional Brasileño y el Frente Parlamentario en defensa de los Derechos Humanos y la Justicia Social, firmes defensores de la vida y la familia, queremos expresar lo positivo que entendemos América Latina, que sostiene este Senado. su posición correcta contra la legalización del aborto y por eso estamos siguiendo respetuosamente su decisión.

Saludos,

CONGRESISTA ROBERTO DE LUCENA

Presidente de GPONU

SENADOR EDUARDO GIRÃO

Primer vicepresidente de GPONU

Print Friendly, PDF & Email

Hermes Rodrigues Nery

Colunista associado para o Brasil em Duna Press Jornal e Magazine, reportando os assuntos e informações sobre atualidades sócio-políticas e econômicas da região. Hermes Rodrigues Nery é Especialista em Bioética e Coordenador do Movimento Legislação e Vida.
Botão Voltar ao topo